Preguntas frecuentes


Si no quiere modificar la plomería existente, puede obtener una ducha estándar, la que puede personalizar simplemente mediante la elección de sus propias configuraciones. También puede tener una ducha a chorro, que le brindará una experiencia de tipo spa sin necesidad de reacondicionar su baño por completo.

Vea Su experiencia de ducha para obtener más información sobre las opciones disponibles.

Una ducha personalizada es una combinación de regaderas, rociadores para el cuerpo y duchas de mano que usted selecciona personalmente para crear la ducha de sus sueños. Diseñar una ducha personalizada Delta es la manera perfecta de obtener la ducha que imagina.

Vea Su experiencia de ducha y descubra más información sobre las opciones disponibles.

Las duchas personalizadas normalmente tienen una mayor demanda de agua.  Por lo tanto, debe diseñar una configuración que no supere la cantidad de agua que puede proporcionar la válvula, que admite el calentador de agua o que puede drenar el desagüe.  Es mejor trabajar con un diseñador y un plomero con experiencia al comprar una ducha personalizada.

La ducha a chorro Jetted Shower de Delta es una solución de ducha semipersonalizada. Cuenta con una regadera y dos rociadores con un rociado amplio, revitalizante y relajante. Puede sumar funcionalidad si selecciona una ducha a chorro Jetted Shower XO (“eXtra Outlet”, salida adicional) y elige una regadera adicional, una ducha In2ition®, un módulo XO Jet Module o una ducha de mano.

Vea Su experiencia de ducha para obtener más información sobre las opciones disponibles.

Las duchas de las series 13, 14 y 17 utilizan válvulas de presión balanceada Monitor® por motivos de seguridad. La serie 17 tiene la característica agregada de un control de volumen, mientras que las series 13 y 14 ofrecen control de la temperatura únicamente.

Muchas series de Delta también están disponibles en 17T. La serie 17T utiliza las válvulas controladas por termostato TempAssure®.

  1. Para evitar temperaturas calientes peligrosas, asegúrese de que el calentador de agua esté en 120 ºF o menos.
  2. Instale una válvula de equilibrio de presión para ducha y bañera, como las que se encuentran en la amplia selección de la serie Delta® Monitor®.
  3. Coloque el tope de límite de giro ajustable de la válvula para evitar que la manija de temperatura gire de manera peligrosa a niveles de temperatura elevada.
  4. Antes de bañarse, pruebe el agua de la bañera/ducha con la mano.

Probablemente, hay una “subida a la ducha”, en la que el agua no puede salir por la salida de la tina con la rapidez con la que fluye por la válvula. Esto hace que el agua regrese y salga por el cabezal de ducha. Puede producirse por varios motivos:

  1. Es posible que la válvula esté al revés.
  2. La distancia entre la válvula y la salida de la tina no está dentro de la regla de 8" a 18".
  3. Hay más de un ángulo de 90 grados.
  4. Se usó una tubería que no es de cobre ni galvanizada para la salida de la tina.
  5. El motivo más común es que hay algo que restringe el flujo de agua hacia la salida de la tina (por ejemplo, una soldadura o algo depositado en la tubería). Hay algo que está impidiendo que el agua circule hacia la salida de la tina y hace que vuelva y salga por la regadera. Si este es el motivo de la subida a la ducha, es posible eliminar la obstrucción si retira la salida de la tina y luego pasa una cinta metálica para destapar tuberías o un cable de velocímetro por la caída de la tina. El simple hecho de pasar la cinta o el cable hace que la obstrucción se mueva y se afloje. Asegúrese de enjuagar con agua la válvula antes de volver a instalar el tubo de salida de la bañera. Asegúrese de verificar si hay alguna obstrucción en el tubo de salida.


Si ninguno de estos consejos son útiles, quizá tenga que llamar a un plomero.  Después de instalar la ducha y cerrar la pared, hay poco que usted mismo puede hacer para solucionar el problema.